Bridgestone
Inicio  
Nuestra empresa Nuestros productos Distribuidores Tecnología y seguridad Club bridgestone Noticias y eventos

Mantenimiento de la presión de inflado en la llanta de camión
 
       

Mantenimiento de la presión de inflado en la llanta de camión

La actividad más sencilla e importante que puedes hacer para
reducir tus costos por kilómetro es mantener las presiones de aire
en la llanta.

Una creencia común es considerar que la llanta es la que soporta
al vehículo sobre el camino, cuando de hecho es el AIRE en el
interior de la llanta el que soporta al vehículo y su carga, además
de absorber los impactos con el camino. Las llantas son
simplemente los envases que retienen el aire.

La determinación de la correcta presión de inflado es crítica para
la exitosa operación de llantas de camión. El incremento de la
flexión por inflado insuficiente causa generación de calor dentro de
los componentes de la llanta. Si están con presión insuficiente,
se gastarán rápidamente, las cuerdas de acero con las que se
construyen se fatigarán y romperán, se desarrollará calor excesivo
el cual las destruirá, y por otro lado, consumirán más combustible
cuando estén rodando. Como regla general, por cada reducción
en 10 psi* en la inflado de la llanta da como resultado una
reducción del 1% en km/litro de combustible. Llantas con presión
insuficiente, también proporcionarán a los conductores una
sensación incomoda con el camino y tendrán una tendencia a
patinarse en las curvas, creando una situación riesgosa de manejo
y desgaste irregular.

Las llantas sobre infladas reducen la absorción de impactos,
proporcionarán un manejo rígido y acelerarán el desgaste en los
componentes de la suspensión. Serán más vulnerables a cortes,
roturas por impacto y golpes en la superficie de la banda de
rodamiento. Tanto el sobre inflado como el sub inflado cambian la
huella de pisada de la llanta, que es el área que está en contacto
con el camino. Éste cambio afectará la tracción de la llanta y
puede conducir a patrones de desgaste irregular.

Determinación de las Presiones de Inflado

Con el fin de determinar la mínima presión de inflado que deben
tener las llantas de los vehículos, necesitas conocer algunos hechos
acerca de la operación de éstos:

1. Medida y capacidad de carga de las llantas en el vehículo.
2. Carga por eje que está siendo transportada.
3. Número de llantas en cada eje.
4. Velocidad máxima del vehículo durante su operación.

Necesitas también tener el libro de datos del fabricante de tu llanta
o el manual de la Asociación de Llantas y Rines (Tire and Rim
Association), el cual te proporciona las tablas de cargas y
presiones de inflado para la medida y tipo de llantas que tienes.

La determinación de la mínima presión de aire para tus llantas es
simple con esta información. Por ejemplo, vamos a ver una
operación que tenga una combinación de un tractocamión con su
semi-remolque equipado con llantas 295/75R22.5 y rango de
carga "G", con un peso bruto vehicular (PBV) de 80,000 lb
(36,287 kg) y una distribución de carga de 12,000 lb (5,443 kg)
en el eje delantero, 34,000 lb (15,422 kg) en los ejes de tracción
(tandem) y 34,000 lb (15,422 kg) en los ejes del semi-remolque.
La velocidad máxima que éste vehículo opera es de 65 mph (105
km/h).


Para encontrar la presión de inflado correcta para las llantas de la
dirección, refiérete a la tabla 1. Observa debajo de la columna
TIRE SIZE (Medida de Llanta) hasta encontrar 295/75R22.5.
Selecciona SINGLE (Sencilla) debajo de la columna USAGE
(Uso) y busca a lo largo de la fila hasta encontrar una carga de
6.000 lb (2,722 kg). Ésta es la carga que cada llanta esta
soportando, de las 12,000 lb (5,443 kg) del eje delantero.
Encontrarás 5,980 lb (2,712 kg) en la columna de 105 psi y
6,175 lb (2,801 kg) en la columna de 110 psi. Si su operación
funciona constantemente bajo 12,000 lb, 105 psi le
proporcionarán a usted 11,960 lb (5,425 kg) de capacidad de
carga. Sin embargo, si la carga del eje delantero sobrepasa las
11,960 lb (5,425 kg), 110 psi te proporcionarán 12,350 lb
(5,602 kg) de capacidad de carga. Elige la que sea correcta para ti.

Para la mayoría de los camiones de transporte, las cargas en el eje
delantero, en promedio, no exceden de 11,000 lb (4,990 kg) o
una carga promedio por llanta de 5,500 lb (2,495 kg). La mínima
presión de inflado en frío correspondiente para una llanta en
posición sencilla es de 95 psi para las llantas 295/75R22.5.

Para seleccionar la presión de inflado que mejor te funcione en tu
operación, existen algunas precauciones que deben ser
observadas:

• No exceder las capacidades máxima ni de carga ni de presión
  de inflado que se encuentran estampadas en el costado de la
  llanta. El sobre-inflado no agrega resistencia a la llanta.

• No exceder las capacidades máximas ni de carga ni de presión
  de inflado de rines o ruedas.

Para encontrar la presión de inflado de las llantas de tracción
(tandem) y del semi-remolque, divide 34,000 lbs (15,422 kg)
entre 2 para encontrar la carga por eje, es decir 17,000 lb (7,711
kg). Cada una de las cuatro llantas de este eje soportará una
cuarta parte de esta carga, es decir 4,250 lb (1,928 kg) y se usan
conjuntos de duales. Busca debajo de la columna SIZE (Medida)
hasta encontrar 295/75R22.5. Selecciona DUAL (Montaje dual)
bajo la columna USAGE (Uso) y sigue la fila hasta encontrar
4,250 lb (1,928 kg). La menor carga para la llanta enlistada es
4,500 lb (2,041 kg), bajo la columna de 70 psi. Ésta es la presión
mínima necesaria para estas llantas.

Muchos operadores de la flota prefieren utilizar una sola presión
de inflado para todas las llantas del vehículo, puesto que esto
simplifica el procedimiento. Por lo tanto, en este ejemplo, una
presión de inflado de 105 o 110 psi se puede elegir para todos las
llantas. En la práctica es común rodar las llantas de tracción y del
semi-remolque, con presión de inflado arriba de lo requerido para
la carga que es transportada. Esto se hace por varias razones
percibidas, incluyendo el funcionamiento ocasional con
sobrecarga, mayor rendimiento de la banda de rodamiento, menor
desgaste irregular y mejora en la economía de combustible.
Cualquier presión que sea seleccionada para los ejes de tracción,
dolly (patín) y semi-remolque, suponiendo que sea la adecuada
para mover la carga, debe ser aplicada a todas las llantas
uniformemente (sin variación mayor a 2 psi). El inflado desigual de
llantas en un montaje dual, especialmente en servicio de semi-
remolque y dolly, causará un desgaste irregular.

Si las velocidades de operación del vehículo exceden 65 mph
(105 km/h), las capacidades de carga de ciertas medidas, diseños
y marcas de llantas son seriamente afectadas. No solamente
pueden requerir presión de inflado adicional, sino que la
capacidad de carga de las llantas también puede disminuir. Las
llantas de dirección son especialmente nota digna. Las tablas le
muestran los efectos que tiene la velocidad en las llantas. Notarás
que hay dos tablas separadas con una tabla identificada como
“For Tires Rated at 75 mph or Above” (Para Llantas Clasificados
a 121 km/h o Mayores). Necesitas entrar en contacto con tu
fabricante de llantas para confirmar si la medida y diseño que estás
utilizandos está clasificada para 75 mph o mayores.

Equipo necesario para el mantenimiento de la presión de inflado

Hay varias etapas que se deben considerar para asegurar
que la correcta presión de inflado de la llanta se
mantenga. La primera empieza en las instalaciones de
mantenimiento. 

Las instalaciones deben de contar con un buen compresor
de aire, las líneas de aire deben estar equipadas con filtros
para agua y reguladores de presión. Las tuberías de lubricación,
no deben estar conectadas con la línea de aire usada para inflar las
llantas.

Un secador de aire es idealmente importante para eliminar la
humedad no deseada de las líneas de aire. Sin embargo, si no se
cuenta con ésta, las líneas de aire deben ser drenadas (purgadas)
regularmente. La frecuencia dependerá de la humedad.
Instalaciones en climas muy húmedos pueden requerir diariamente
drenar las líneas de aire, mientras que otras pueden necesitarlo
solamente una vez por semana.

Aún aquellos lugares con aire seco encontrarán que el drenado
periódico es necesario. Al inflar llantas radiales de acero, las líneas
de aire deben estar siempre libres de humedad. Cualquier
humedad que esté en las líneas de aire puede filtrarse hacia el
sellante de la llanta y atacar a las cuerdas de acero.



Los reguladores automáticos deben ser revisados semanalmente
para comprobar su buen funcionamiento, ya que pueden perder su
exactitud por si mismos y conviene que el personal de
mantenimiento sepa como ajustarlos adecuadamente.

Los mecánicos, el llantero, los conductores o cualquier otra
persona de mantenimiento que revise la presión de aire en las
llantas, debe estar equipado con un buen calibrador (medidor) de
presión para llantas de camión. Éstos deben ser verificados
semanalmente en el vástago de válvula instalado en la línea de aire
que es verificado semanalmente con el medidor de presión
maestro. Los medidores de presión que estén descalibrados en un
5% o más, deberán ser recalibrados o sustituidos. 

Las islas de combustible, carriles de verificación de presiones o
cualquier otro lugar en el cual las llantas sean infladas, deberán
estar equipadas con reguladores de presión de aire automáticos,
que estén unidas al sistema de aire. Las mangueras de aire deben
contar con su candado de sujeción. Una sujeción recta debe ser
usada para revisar la llanta interior de un ensamble dual, y debe
usarse un candado de 30° para el exterior del dual.

Las llantas también deben estar equipadas con tapones de metal
en la válvula. No utilices los tapones de plástico que vienen con
los vástagos de las válvulas nuevas. Inflar a través de los tapones
integrados de válvulas es aceptable y también ahorra tiempo.

Manteniendo las presiones de inflado de la  llanta

Las presiones de inflado de la  llanta deben ser verificadas tan
frecuente como sea posible. Las llantas pierden aire por varias
razones. Las de camión pueden perder 2 psi de aire al mes por lo
permeable del sellante y que pasa a través de la llanta. El aire
también puede escapar entre la ceja y la rueda (rin), así como
también por válvulas apretadas incorrectamente, empaques de
hule, o núcleo de la válvula que han sido bloqueados por la
suciedad. También existen los objetos penetrantes que las llantas
pueden recoger en cualquier momento en el camino. Por lo tanto,
entre más frecuentemente revises las presiones, tendrás más
probabilidad de encontrarlas correctas y aquellas que requieran
atención serán localizadas rápidamente.

Así pues, es altamente recomendable que la presión de inflado de
las llantas se revise una vez por semana. Si esto no fuera posible
debido a la propia operación de la flota, programa las revisiones
tan a menudo como sea posible. Muchas flotas utilizan el
mantenimiento preventivo del tractocamión, como el intervalo para
verificar las presiones de la llanta y escogen un intervalo arbitrario
para comprobar presiones de la llanta del semi-remolque y del
dolly semanalmente, mensualmente, bimensual, etc.

Si la presión de inflado es incorrecta por más de 2-3 psi,
investigue la razón (ejempl no se han verificado durante 4
meses.)

Si eliges cualquier intervalo, los vehículos deben contar con una
calcomanía que deberá ser colocada en un lugar visible en el
vehículo con la presión de inflado. Dicha calcomanía debe ser
hecha de manera que la fecha de actualización pueda ser escrita
en ella por el encargado de llantas (llantero) y cambiada la
siguiente vez. También es conveniente tener impresa en la
calcomanía las presiones de inflado recomendadas. Ésta
calcomanía le avisará claramente a cualquier persona que le de
servicio al vehículo cuándo revisar las presiones de inflado y cuál
debe ser la presión correcta en frío. 

PRESIÓN DE AIRE RECOMENDADA

________________PSI

  
    FECHA DEL SIGUIENTE SERVICIO

  ____      ____      ____
  MES       DÍA        AÑO

                                                  

 

Deben ser usados calibradores (de presión) precisos para verificar el
inflado de la llanta. No se deben utilizar martillos, “garrotes”, botellas,
etc., para golpear la llanta y verificar su presión. Nadie, por mucha
experiencia que tenga, como el conductor, mecánico o llantero, ha
podido alguna vez calibrar correctamente la presión de inflado de
la llanta con los objetos mencionados; éstos le ayudarán solamente
en el caso de que la llanta esté totalmente baja. Tampoco basta la
revisión visual del costado de la llanta para definir su presión, puesto
que el tipo de construcción de llanta, la cual afecta la deflexión de
los costados, varía considerablemente entre fabricantes de llantas y
de un diseño de llanta a otro.

Las presiones deben ser revisadas cuando estén frías; es decir, antes
de que hayan rodado. El momento ideal para hacerlo es por la
mañana o antes de que el vehículo haya sido conducido 1.5 km. Una
vez que el vehículo haya rodado, puede tomar de 3 a 4 horas para
que las llantas se enfríen. Puesto que el calor incrementa la presión,
nunca retires aire cuando las llantas estén calientes porque puedes
llegar a desinflarlas. El incremento normal en la presión debido a las
condiciones de servicio puede ser de 10 - 15 psi o más, y esto es
normal. Solamente puedes extraer aire de las llantas cuando estén
frías, con el fin de llevarlas una vez más a su presión de inflado
adecuada. ¡NUNCA EXTRAIGAS AIRE DE LLANTAS CALIENTES!


Al calibrar todas las llantas del vehículo, investiga cualquiera que
esté con menor presión de inflado que el resto de ellas. Cualquiera
que esté 20% debajo de la presión de inflado recomendada, se
considera "presión baja" y debe ser retirada del vehículo,
desmontada, y además examinada cuidadosamente, para determinar
la causa de su pérdida de aire.


Asegúrate de que todas las llantas en el vehículo son verificadas.
Esto incluye a las interiores de los duales. Si los agujeros para
mano de los rines / ruedas no están alineados, haciendo inaccesible
el vástago de la válvula interior del dual, la rueda externa debe ser
realineada; de modo que pueda ser revisada la presión de inflado de
la llanta interior.


* PSI (Pound Square Inch) = lb/plg2

      

 

 

 

Subir